Publicado: 2010-09-06 17:27:14

Control Interno: Supervisión - COSO

Resulta necesario realizar una supervisión de los sistemas de Control Interno, evaluando la calidad de su comportamiento. Dicha evaluación consta de actividad de supervisión contínua (controles permanentes), de evaluaciones periódicas (Auditoría o revisiones) o una combinación de ambas.

Los mecanismos de control permanente se inscriben en el marco de las actividades corrientes y comprende a aquellos controles regulares efectuados por la dirección, así como determinadas tareas que realiza el personal en el cumplimiento de sus funciones.


El alcance y la frecuencia de las revisiones o auditorías se determinarán en base a la evaluación de riesgos y de la eficacia de estos mismos procedimientos de supervisión.


Las deficiencias en el sistema de control interno, en su caso, deberían ser informadas a la gerencia del área y los asuntos más importantes, comunicados al primer nivel directivo y al consejo de administración.


El control cotidiano, permanente, habitual...

 

  • Controles permanentes
  • Revisiones o Auditorías
  • La comunicación de las deficiencias


Los Controles permanentes comprenden la evaluación de ciertos aspectos según la manera en que se han diseñado los procesos y procedimientos e incorporado controles, derivado de los riesgos visualizados previamente.


Los procedimientos que incorporan controles permanentes, los materializan de dos formas:

 

  • Mediante actividades contínuas de control (verificaciones automatizadas, cálculos de cuadratura, dígitos de verificación, etc.)
  • Por evaluaciones puntuales (visaciones, autorizaciones, etc.)

 


Cuanto mayor sea la eficacia de las actividades permanentes de control, menor será la necesidad de realizar evaluaciones puntuales.


La frecuencia de las revisiones o Auditorías y sus resultados dependerán de:

 

  • La naturaleza e importancia de los cambios y de los riesgos asociados,
  • De la competencia y experiencia de las personas que aplican los controles,
  • De los resultados observados en los controles permanentes.

 


Una combinación entre la aplicación de controles permanentes y de revisiones (auditorías), asegurará normalmente, el mantenimiento de la eficacia del control interno.

 


ACTIVIDADES DE CONTROL PERMANENTE Y SUPERVISIÓN


Además de los controles incorporados en los procedimientos, comprende actividades corrientes de gestión, supervisión, comparaciones, conciliaciones, etc., como por ejemplo:

 

  • A través del cumplimiento de las acciones de gestión
  • Al realizar conciliaciones de diversos informes
  • Identificación rápida de errores importantes,
  • Divergencias importantes al corroborar datos agrupados,
  • Información financiera completa y oportuna,
  • Reclamos por facturación errónea,
  • Supervisión de tareas administrativas de registro
  • Segregación de funciones y verificaciones cruzadas (recíprocas),
  • Tomas de inventario físico (existencias / activo fijo)
  • Reuniones internas (cualquiera) que permitan cruzar información
  • Evaluación del plan de organización y de los procedimientos

 

Fuente: http://www.contabilidad.com.py

  • Calificación Promedio: 11
  • Articulo visto: 2704 veces

Otros Articulos

 

Comentarios

Nombre: Johana

Pais:

muy buen articulo.....de manera muy practica y comprensible..

Paginas:    1

 

Publicar Comentario

Nombre:

 

Pais:

 

Email:

 

Comentarios:


Inserta el Codigo: